PET COLINA

PET-COLINA 18F

Centro de Diagnóstico Granada ha incorporado una nueva prueba específica para el diagnóstico y seguimiento del cáncer de próstata. Se trata de la prueba PET-COLINA 18F. Desde CEDISA seguimos en continuo esfuerzo por ofrecer los mejores servicios a nuestros pacientes y seguir en la vanguardia tecnológica del radiodiagnóstico.

El PET Colina es una prueba de radiodiagnóstico que consiste en la aplicación de un contraste (18F Colina) que se adhiere a las membranas de las células cancerígenas y permite detectar de manera precoz, previa metástasis y en estadios tempranos el carcinoma de próstata.

La colina es un nutriente esencial indispensable para diversas funciones fisiológicas entre la que destacamos la de mantener la integridad estructural de las membranas celulares.

Para la prueba a esta molécula se le añaden radioisótopos de Flúor 18. Las moléculas irradiadas son inyectadas por vía intravenosa y se adhieren a grupos celulares con un alto consumo metabólico (como los tumores). Las moléculas irradiadas son muy inestables, esto hace que cuando son bombardeadas por protones y deuterones emitidos por el PET se desintegren. Como resultado de esta desintegración se emiten rayos gamma. Estos rayos son interpretados por la máquina, convertidos en señales eléctricas y devueltos al especialista en forma de imágenes tomográficas.

¿PARA QUÉ SIRVE EL PET COLINA?

La gran ventaja las pruebas que emplean este tipo de radiotrazadores en el cáncer de próstata es que permiten tanto un diagnóstico inicial como su estadificación y detección de posibles metástasis tras el tratamiento.

La gran ventaja del PET es que detecta las alteraciones bioquímicas y fisiológicas que generan los tumores en un estadío previo a cualquier manifestación anatómica. Son por este motivo pruebas ideales para la detección precoz.

El radiotrazador que empleamos, el 18F es el que muestra una mayor captación tanto para el tumor primitivo como el metastásico en el cáncer de próstata.

DATOS SOBRE EL CÁNCER DE PRÓSTATA

A escala mundial el cáncer de próstata es el segundo cáncer más diagnosticado en hombres. En España, desde hace unos años, el cáncer más frecuente en hombres. 32.641 nuevos casos fueron diagnosticados en 2014 en nuestro país.

El cáncer de próstata se trata de un tipo de tumor maligno con tres tipos de crecimiento posible.

  • Crecimiento local: Se considera crecimiento local cuando la masa tumoral se propaga de manera localizada en la cápsula prostática.
  • Diseminación linfática: Se considera que hay diseminación linfática cuando el tumor se propaga a los ganglios. Hay una relación directa entre el tamaño del tumor y la probabilidad de que se disemine por la linfa y se propague a otras zonas del cuerpo.
  • Diseminación hematógena: Se habla de diseminación hematógena cuando el tumor se propaga a los vasos sanguíneos, especialmente hacia los huesos.

En términos generales la supervivencia al cáncer de próstata más de 5 años se da en un 65,5% de los casos. Hay que tener en cuenta que estas estadísticas son globales y no contemplan edad, fase en la que fue detectado el tumor ni tipos histológicos.

En España son más de 5.000 las muertes que causa el cáncer de próstata al año. Suponen el 8,6% de las muertes por cáncer y el 2,8% del total de defunciones en hombres. Se trata de la tercera causa de muerte por cáncer para el sexo masculino tras el cáncer de pulmón y el cáncer colorrectal. La tendencia de decesos ha descendido en la última década y se prevé que siga descendiendo en los próximos años.

Es importante señalar que a diferencia de otros cánceres como el colorrectal, las pruebas de detección precoz como el PSA (Antígeno Prostático Específico), no están recomendadas para la población general perteneciente a los grupos de riesgo. Debe ser siempre el urólogo u otro especialista el que determine si se debe realizar un PET, un DRE (tacto rectal) o cualquier otra prueba. En este caso el PET-COLINA es una prueba que facilita la detección de este tipo específico de tumor.

FACTORES QUE FAVORECEN LA APARICIÓN DEL CÁNCER DE PRÓSTATA

El cáncer de próstata carece de unas directrices de prevención específicas. Hay factores como la raza, la edad o los antecedentes familiares que determinan en gran medida la incidencia, sin percutores externos específicos que, de manera demostrada, propicien su desarrollo.

Existen diversos estudios que manifiestan que la Vitamina E, el Selenio y algunas medicinas como la Aspirina pueden prevenir en cierta medida el desarrollo de este tipo de tumor. No existe, sin embargo, evidencia científica probada y contrastada al respecto. Antes de acudir a complementos vitamínicos recomendamos consultar con su médico de confianza.

¿CUÁNDO SE DEBE REALIZAR UN PET COLINA?

Como veíamos el PET-COLINA 18F es efectivo en determinados casos donde hay un desarrollo tumoral difícil de detectar. Pero también asegurábamos que las pruebas diagnósticas específicas de cáncer de próstata no están indicadas de manera regular para un grupo de riesgo específico. Siempre debe ser un médico el que decida si esta prueba es necesaria.

Hay casos no obstante para los que la prueba PET Colina está especialmente indicada:

  • Estudios de extensión en pacientes diagnosticados con cáncer de próstata de alto riesgo y alta probabilidad de metástasis.
  • Pacientes a los que se practicado una prostatectomía radical, que presentan un incremento progresivo de los niveles de PSA y exploraciones convencionales de imagen negativas o no concluyentes.

VENTAJAS DE LA PRUEBA

Se trata de una prueba menos invasiva que el tacto rectal, además, por norma general, las pruebas PET demuestran una gran efectividad a la hora de diagnosticar determinados tipos de cáncer y una menor incidencia de resultados falsos positivos o falsos negativos dada la naturaleza propia del proceso.

Su gran ventaja frente a otras pruebas, es la capacidad de detectar tanto tumores en estadios tempranos, como posibles recidivas de uno eliminado.

Además está demostrada la gran eficacia de la prueba para la detección de adenopatía y metástasis óseas. Una eficacia que puede ser superior a la de la TAC o RMN. Esta prueba puede detectar estadios iniciales de metástasis óseas incluso en casos en los que la gammagrafía es negativa.

DESVENTAJAS DEL PET COLINA

Como cualquier prueba de diagnóstico en la que se empleen radiotrazadores debemos asumir que estas partículas son radioactivas. La exposición a la radiación entraña siempre un riesgo potencial. En este caso insignificante (dadas las bajas dosis de radiación) en comparación con las ventajas de la prueba. No hay ninguna prueba sobre efectos perjudiciales de bajas dosis de radiación derivada de este tipo de pruebas.

Puede haber reacciones alérgicas, por lo general leves, a las radiosondas. En cualquier caso. Si un paciente tiene algún tipo de alergia debe informar a su médico antes de someterse a la prueba.

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS

El médico puede determinar la necesidad de practicar otras pruebas complementarias. Como un PSA, un tacto rectal o finalmente una biopsia para certificar en laboratorio si se trata de un tumor.

ENLACES DE INTERÉS

Aplicaciones de 18F Colina en el cáncer de próstata en Avancescontraelcancer.com
Uso clínico del Pet Colina en Cetir.es
Guía sobre el cáncer de próstata de la AECC

 

IMPORTANTE

Este artículo tiene finalidad divulgativa-informativa. Los datos suministrados tienen el objetivo de informar a los pacientes sobre las características del procedimiento. En cualquier caso. Debe ser el urólogo u oncólogo el que recomiende esta u otras de las pruebas descritas.