Recientemente, un informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud) arrojaba un dato demoledor para entender el peso que el cáncer de mama tiene hoy en la sociedad: acaba de desbancar al cáncer de pulmón como el cáncer más diagnosticado de todos los existentes. En 2020 se realizaron 2,3 millones de diagnósticos en todo el mundo, según desvelaba el citado documento. Esto significa un 11,7% del total de todos los cánceres.

Que esto ocurra, para Rodríguez Lescure, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario de Elche en palabras que recoge el periódico El País, es una conjunción de factores entre los que destaca “el aumento de diagnóstico por las técnicas de cribado poblacional, el envejecimiento de población, el retraso de la maternidad o la menor lactancia materna, sin olvidar factores que influyen en menor medida como el consumo de píldoras anticonceptivas o las dietas inadecuadas”.

Una serie de causas que estarían consiguiendo que su incidencia, además, aumente en continentes como Sudamérica, África y Asia.

Nuevos tratamientos y métodos de diagnóstico del cáncer de mama

¿Y qué hay de España? Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), una de cada 8 mujeres sufrirá este cáncer a lo largo de su vida. Y acompañando este dato, ofrecen uno más esperanzador: las cifras de mortalidad son cada vez más bajas: aumenta la tasa de supervivencia global hasta el 85,5% para los diagnosticados.

Estas cifras se explican por varias razones: una de ellas es que la comunidad científica, en su esfuerzo por comprender la enfermedad, ha mejorado los tratamientos existentes. Hace unos años, la aprobación de los inhibidores de ciclo celular -los cuales son parte de las terapias dirigidas, permitió un aumento de la supervivencia y y calidad de vida de las pacientes, retrasando, además, el uso de quimioterapia.

Con los nuevos tratamientos se comienzan a plantear nuevos métodos de diagnóstico que posibilitan que la detección cada vez más precoz, una de las claves, sea una realidad. El principal método de diagnóstico es la mamografía; entidades como Centro de Diagnóstico Granada han puesto recientemente en marcha nuevos equipos que potencian sus resultados, como es el caso de las mamografías en 3D con tomosíntesis. No sólo mejora la comodidad de las pacientes, sino que los datos dictan que detecta hasta un 65% más de cánceres invasivos. La tomosíntesis hace posible detectar cánceres en etapas muy tempranas, cuando más tratables son.

De forma paralela, está surgiendo la promesa de nuevas formas de diagnóstico, como la biopsia líquida, un análisis de sangre que busca detectar genes mutantes antes de que sean incluso visible por otros medios. Un método que sigue en investigación, pero en el que la comunidad científica ha puesto grandes esperanzas.

Centro de Diagnóstico Granada con la salud de la mujer

Sobre la salud de la mujer orbitan gran parte de los servicios de Centro de Diagnóstico Granada: estamos especializados y tenemos experiencia tratando multitud de problemas que afectan, sobre todo, a ellas. Te invitamos que veas cuáles son y contactes con nosotros.

https://elpais.com/ciencia/2021-03-22/el-cancer-de-mama-supera-al-de-pulmon-y-se-convierte-en-el-mas-comun-del-mundo.html