Biopsia de mama

En caso de diagnostico o sospecha de un posible cancer de mama, no palpable, se necesita una toma de muestra.

Para este tipo de diagnostico anatomopatológico se usan diversos métodos.

El mas sencillo es la punción, bien manual o guiada por ecografia o esterotáxica.

Otro método es la biopsia quirúrgica, para lo que puede ser necesario la colocación de un “arpón”, que es una guía metálica que se sitúa mediante localización con frecuencia esterotáxica, para que el cirujano llegue con seguridad a tomar la muestra.

Otra posibilidad es la que disponemos, consistente en la Mesa Prona.

Con este equipo la paciente se sitúa cómodamente boca abajo, descolgando la mama por un hueco de la mesa, la cual se eleva, situando por debajo el personal medico y auxiliar que realizan la toma de muestra.

Esta se realiza por vacío para evitar distorsionar la estructura tisular, realizándose toma de muestra consistente en uno cilindros a todo alrrededor de la zona de interés. Así se obtiene un número suficiente de material, para ser analizado por el anatomopatólogo. Es el tipo de biopsia asistida por vacío (BAV), que usa aspiración para sacar una muestra de tejido.

Una vez retirado el dispositivo, se le invitara a ejercer unos minutos de compresión sobre la zona y no se necesita sutura ni deja cicatriz.

No requiere hospitalización ni otro tipo de anestesia, realizándose de forma ambulatoria.

Este método es el que predomina en todos los países avanzados, por la fiabilidad, ausencia de riesgos, rapidez y menos molestias de encamación, paso por el quirófano.

Biopsia de mama

¿Cuando esta indicada la biopsia esterotaxica?

La biopsia estereotáctica a menudo se hace cuando:

– Una mamografía muestra una masa sólida sospechosa que no se palpa en el examen de las mamas.

– Una mamografía muestra una agrupación sospechosa de depósitos de calcio.

– La estructura del tejido mamario está distorsionada.

– Aparece una nueva masa o nuevos depósitos de calcio en un sitio que se operó antes.

– La paciente o el médico prefiere un método de evaluación no quirúrgico.

Preparación para el procedimiento

Aunque la mamografía muestre una anormalidad, la mayoría de las mujeres que se hacen una biopsia de mama no tienen cáncer; sin embargo, usted puede traer a un familiar o a una amiga, si lo desea, para que le dé apoyo y la lleve de vuelta a casa. Si toma aspirina o un anticuagulante de la sangre, tal vez el médico le indique que deje de tomarlos tres días antes de la biopsia.

El aparato

Para la biopsia estereotáctica que disponemos se una una mesa de diseño especial. En este caso, la paciente se recuesta boca abajo con el seno en el orificio de la mesa. La mesa se eleva para obtener acceso al seno, y la biopsia se hace por debajo de la mesa.

Durante la biopsia un instrumento con forma de paleta comprime el seno. Una bandeja contiene todo el equipo necesario para tomar la biopsia.

Qué sucede durante el procedimiento

Además del equipo especializado necesario para la biopsia guiada por radiografía, se necesitan técnicos y médicos con capacitación especial para realizar el procedimiento. Las imágenes se obtienen con imágenes computarizadas o digitalizadas. Esto reduce la exposición del seno a los rayos X y también permite ver las imágenes en una computadora unos segundos después de la exposición.

Una de las ventajas de la biopsia asistida por vacío (BAV) es que la aguja se inserta sólo una vez y no es necesario sacarla cada vez que se toma una muestra. Las biopsias se obtienen en orden rotando la aguja, lo que asegura que se obtengan muestras de toda el área de interés.

Cómo se realiza el procedimiento

El primer paso es limpiar la piel e inyectar anestesia local. Se hace una pequeña incisión en la piel y se hace avanzar la punta de la aguja al sitio de la lesión que se calculó anteriormente. En este momento se obtienen imágenes estereotácticas para confirmar que la punta de la aguja está dentro de la lesión. En general se toman 6 a 12 muestras en la BAV. Luego se toma la última serie de imágenes.

Qué se siente durante el procedimiento

La biopsia guiada por radiografía dura de 30 a 60 minutos. La mayoría de las mujeres sienten poco o ningún dolor, y no queda ninguna cicatriz. Para muchas mujeres la principal molestia es estar recostada boca abajo durante el procedimiento. Esta molestia se puede aliviar con almohadones colocados estratégicamente.

Quién interpreta los resultados, y cómo se informan

Un patólogo debe examinar las muestras de tejido. Es necesario procesar muchas láminas de alta calidad en un período de uno a cinco días laborales para llegar a un diagnóstico. Cuando los resultados definitivos de la biopsia estén listos, tal vez usted tenga una consulta con el médico para hablar de los resultados y decidir qué hacer a continuación. Si se encuentra cáncer, es probable que la refieran a un cirujano o a un especialista en tumores.

Beneficios

  • La biopsia de mama guiada por radiografía es una forma excelente de evaluar depósitos de calcio o masas pequeñas que no se ven con ultrasonido.
  • La biopsia con aguja gruesa guiada por radiografía es un procedimiento sencillo que se puede hacer en un centro de diagnóstico por imágenes ambulatorio.
  • En comparación con la biopsia quirúrgica, el procedimiento es más rápido y su costo es de aproximadamente un tercio.
  • El tiempo de recuperación es corto y las pacientes pueden volver a sus actividades normales pronto.
  • La técnica de BAV permite extraer la lesión entera.

Peligros

  • Debido a que la BAV saca grandes trozos de tejido, existe un riesgo de sangrado y de formación de un hematoma, una acumulación de sangre en el sitio de la biopsia. Sin embargo, esto sucede en menos del 1 por ciento de las pacientes.
  • Ocasionalmente las pacientes tienen dolor importante, que se puede controlar con analgésicos de venta libre.
  • Todo procedimiento en el que se perfora la piel tiene un riesgo de infección. La probabilidad de tener una infección que requiera tratamiento con antibióticos es de menos de uno en mil casos.
  • La biopsia de mama guiada por radiografía no es infalible. La lesión podría no encontrarse, o la extensión de la enfermedad podría subestimarse.
  • En los exámenes radiográficos se toman precauciones especiales para garantizar la máxima seguridad de la paciente.