IMPORTANTE
Este artículo tiene finalidad divulgativa-informativa sobre los beneficios del TAC en la detección precoz del cáncer de pulmón. Los datos suministrados tienen el objetivo de informar a los pacientes sobre las características del procedimiento. No obstante, debe ser un médico especialista el que recomiende este tratamiento u otro, siempre bajo su criterio profesional y de acuerdo a las patologías que presente cada paciente

El cáncer de pulmón se cobra cada año en España alrededor de 18.000 vidas. Un reciente estudio demuestra que hasta el 30% de ellas podría evitarse con un programa de detección precoz gracias al uso del TAC.

Programa de detección precoz del cáncer de pulmón

Aproximadamente el 10% de los fallecimientos en España se deben al cáncer de pulmón. Mientras que otros tipos de cáncer como el de mama o el de próstata cuentan con sus propios programas de prevención, el cáncer de pulmón sigue sin recibir toda la atención que merece por parte de las autoridades sanitarias.

El 10,7% de los pacientes afectados por el carcinoma pulmonar sobreviven más de 5 años, frente a una tasa de supervivencia del 65,5% en el caso del cáncer de próstata y del 82,5% en el del cáncer de mama.

Una de las principales causas de esta diferencia se debe a que el cáncer de pulmón es detectado en estadios muy avanzados de la enfermedad, ya que no existen programas de prevención del mismo.

Datos sobre el cáncer de pulmón

En el año 2012 en España fueron diagnosticadas con cáncer de pulmón 26.715 personas, de las cuales 21.780 fueron hombres y 4.935 mujeres. Esto supone el 33% de las muertes provocadas por cáncer para ambos sexos, y aproximadamente el 10% de las muertes totales al año en todo el país.

El cáncer de pulmón es un tipo de tumor maligno con tres tipologías de crecimiento posible:

Crecimiento local: Consiste en la propagación a través de la pared pulmonar. Este tipo de crecimiento puede afectar a estructuras contiguas como el corazón, vasos sanguíneos, esófago o columna vertebral.
Diseminación linfática: La propagación se produce a través del sistema linfático.
Diseminación hematogénea: El tumor se expande hacia los vasos sanguíneos, pudiendo afectar al hígado, cerebro o huesos.

La falta de detección precoz del cáncer pulmonar lo sitúa como uno de los carcinomas con peor pronóstico en España, junto al de hígado, páncreas o esófago.

Causas del cáncer de pulmón

El 90% de los cánceres de pulmón está directamente relacionado con el tabaquismo. Las personas que fuman, o han fumado a lo largo de su vida presentan un riesgo de 10 a 20 veces mayor de sufrir esta enfermedad. A su vez, se estima que el 25% de los cánceres de pulmón se debe al tabaquismo pasivo.

Otro factor de riesgo de menor frecuencia es la exposición a sustancias como el asbesto, el petróleo y sus derivados, el níquel o el radón, que están en presentes en entornos laborales como la minería o la industria textil.

El TAC como prueba de detección precoz del cáncer de pulmón

La tomografía axial computerizada o TAC, servicio que presta el Centro de Diagnóstico, es una prueba que, según un reciente estudio (NELSON), podría prevenir las muertes por cáncer de pulmón hasta un 26% en hombres y un 39% en mujeres. Dado que no existen programas de detección precoz del cáncer pulmonar provisto por el Sistema Sanitario Público, algunas clínicas privadas proveen el servicio mediante el uso del TAC.

El estudio mencionado consistía en la realización de un TAC anual a los participantes, con el fin de detectar posibles nódulos que pudieran derivar en un cáncer pulmonar. Dichas pruebas se realizaron a más de 15.000 personas. Los resultados del estudio concluyeron que un programa de detección precoz basado en el TAC permitiría detectar el cáncer de pulmón en estadios tempranos de la enfermedad, con lo que se mejoraría la tasa de supervivencia en aproximadamente un 30%.

Es importante señalar que este programa de detección precoz iría enfocado a pacientes asintomáticos y  con alto riesgo, ya que en las primeras fases el cáncer de pulmón no presenta síntomas visibles. Entre los interesados en el programa de detección precoz señalamos los siguientes grupos:

• Personas entre 55 y 74 años con más de 30 años de historial de tabaquismo, así como las que han dejado de fumar hace menos de 15 años.
• Personas de más de 50 años y con historial de 20 años de tabaquismo y con otros factores de riesgo como enfermedad pulmonar como fibrosis y epoc, antecedentes familiares, exposición a asbestos y sílice.

¿En qué consiste el TAC?

El TAC es un examen médico basado en la tecnología de rayos X que permite obtener una serie de imágenes del interior del cuerpo, especialmente en el caso de tejidos blandos, como es el caso de los pulmones, y los vasos sanguíneos.

Para realizar la prueba el paciente se tumba sobre una plataforma móvil que se desliza a través de un túnel corto, en el cual se encuentra el tubo de rayos X y los detectores electrónicos de los mismos.

El TAC permite obtener información detallada sobre las dimensiones, la localización y la posible afección a sistemas adyacentes de tumores primarios, es decir, en los estadios iniciales de la enfermedad.

Cabe destacar que las mujeres deberán informar previamente al especialista sobre la posibilidad de encontrarse embarazadas, debido a los riesgos que puede ocasionar la exposición a los rayos X en el embarazo.

Pruebas complementarias para la detección precoz del cáncer de pulmón

Si bien el TAC ha resultado ser una buena herramienta para la detección precoz del cáncer de pulmón, en algunas situaciones se hace necesario el uso de pruebas complementarias para contrastar y/o completar la información obtenida.

Una de estas pruebas es el PET-TAC, también disponible en las instalaciones del Centro de Diagnóstico, sobre la cual puede obtener más información en el siguiente enlace.

ENLACES DE INTERÉS

Guía sobre el cáncer pulmonar de la AECC

La PET-TAC como prueba preventiva en la detección de cáncer de pulmón

NELSON estudio de detección de cáncer de pulmón