día internacional del cáncer de mama

Cada treinta segundos es diagnosticado en el mundo un caso de cáncer de mama. Es un dato de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la precursora de que el día 19 de octubre sea reconocido como el Día Internacional del cáncer de mama. El tinte rosado para esta fecha surge con un doble objetivo. El primero es la intención de sensibilizar y de promover acciones que contribuyan a la detección temprana de la enfermedad, algo que puede ser determinante para su curación.

El segundo motivo importante para conmemorar esta efeméride es dar apoyo a todas las mujeres que padecen o han padecido esta enfermedad, para que sepan que ante esa lucha nunca estarán solas. Lamentablemente, el cáncer afecta a un gran número de hombres y mujeres del mundo. Pero en el caso de las mujeres, el cáncer de mama es el que más se repite a nivel mundial.

LA DETECCIÓN PRECOZ, EL MEJOR ARMA

Las investigaciones y la ciencia avanzan cada día más en los estudios relativos al cáncer,  pero no sólo sobre su tratamiento, sino también sobre el origen de la enfermedad. Por el momento, se conoce que la edad o la predisposición hereditaria pueden llegar a influir en la aparición de un cáncer. También entra en juego el estilo de vida. Una dieta sana y equilibrada, la eliminación de malos hábitos como el alcohol o el tabaco y la práctica de ejercicio son recomendables para fortalecer la salud.

Todo lo anterior es importante para poder prevenir la aparición de cualquier enfermedad, no sólo del cáncer. Pero hay algo más que podemos tener en cuenta y que verdaderamente puede ayudar a salvar vidas, los exámenes médicos periódicos. En el caso del cáncer de mama, acudir al ginecólogo para realizarse revisiones es fundamental para un diagnóstico temprano.

La detección precoz del cáncer de mama puede llegar a ser determinante para su curación. En este punto, hay que tener en cuenta que cuando este tipo de enfermedad surge, puede presentar o no síntomas significativos. De ahí la importancia de la realización de pruebas diagnósticas con carácter preventivo. Lo adecuado es consultar con el médico cuándo es necesario comenzar a realizar de forma periódica pruebas como la ecografía mamaria.

EL COMPROMISO DE CENTRO DE DIAGNÓSTICO CON LA SALUD DE LA MUJER

Desde su nacimiento, Centro de Diagnóstico ha mostrado su compromiso con la detección precoz del cáncer de mama incorporando un amplio abanico de pruebas para la recogida de datos epidemiológicos, de riesgos personales, familiares y ambientales que continúa en activo. Así, desde un primer momento se ha mostrado especial interés sobre esta patología y sobre cómo contribuir a la salud de las mujeres.

Nuestra unidad de mama realiza más de 15.000 mamografías anuales, junto con otros exámenes complementarios como el de la resonancia magnética de mamas. En el caso de la mamografía digital, la diferenciación del centro está en el uso de potentes e innovadoras máquinas para ofrecer el mas certero diagnóstico sin ningún problema para el paciente. Por ejemplo, el sistema de adaptación a la mama con el que cuenta la máquina reduce la radiación empleada en el momento de la prueba.

Por su parte, la resonancia magnética ha revolucionado el diagnóstico de muchas enfermedades, entre ellas el cáncer de mama. La resonancia de mamas tiene una peculiaridad y es que es necesario que la paciente permanezca acostada bocabajo unos instantes. De este modo, las mamas se quedan en suspensión libres de compresión. El informe que surge de esta prueba es ampliamente completo. En cualquier caso, debe ser el médico quien determine a qué prueba puede someterse la paciente después de que ella le indique su intención de comenzar con pruebas de carácter preventivo.

CÓMO REALIZARSE UNA AUTOEXPLORACIÓN DE MAMAS

Además de estas revisiones periódicas, es pertinente que la mujer se practique autoexploraciones mamarias recurrentes para poder detectar con rapidez cualquier cambio anormal. Lo primero que hay que hacer en estas autoexploraciones es observar ante el espejo si el tamaño, la forma y el color entran dentro de la normalidad.

Si existe algún tipo de hoyuelo en la piel, bulto o enrojecimiento lo mejor es informar a tu médico. A continuación, se levantan las manos y se vuelve a observar si existe alguna alteración. Otra forma de autoexploración consiste en tumbarse y utilizar los dedos haciendo movimientos circulares para palpar la mama de un lado a otro y de arriba hacia abajo.

Estos consejos de autoexploración sumado a las revisiones médicas periódicas, conforman dos de los elementos más importantes para localizar a tiempo un cáncer de mama y poder salvar vidas. Por eso es tan importante concienciar a todas las mujeres de la importancia de cuidarse y vivir de la mano de la prevención.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *