La resonancia magnética, que nos permite obtener imágenes detalladas del interior de nuestro cuerpo desde diferentes perspectivas, añadiendo información fundamental al diagnóstico de patologías, es una de las pruebas de salud más útiles y habituales.

Aunque son millones de personas las que cada año pasan por una prueba de esta índole, todavía hay usuarios que visualizan este momento como un momento de estrés. Pacientes, algunos de ellos, que sufren de claustrofobia o ansiedad y tienen miedo a la resonancia magnética. Con suerte, los avances tecnológicos, así como diferentes técnicas de relajación, posibilitan que estas pruebas sean cada vez menos invasivas y consiguen que el usuario esté tranquilo.

Te vamos a dar una serie de pautas para que en tu próxima resonancia magnética no sufras tanto estrés, siendo la principal que conozcas cómo y cómo te pueden ayudar nuestras nuevas resonancias magnéticas 3 teslas.

¿Miedo a la resonancia magnética?

Taquicardia, calor, temblores, opresión, falta de aire o pánico: los síntomas de la claustrofobia y la ansiedad se pueden manifestar en cualquier momento, constituyendo la entrada a la cabina de resonancia un posible desencadenante. Los que lo han sufrido, a veces, crean una animadversión por este tipo de pruebas, negándose a realizarla.

Es importante, para evitar esto, que el paciente entienda que la resonancia magnética no es más que una exploración para el diagnóstico que, gracias a equipos como los que Centro de Diagnóstico Granada posee, suele ser rápida y cada vez más silenciosa. Pese a lo llamativo de su estructura, es totalmente inofensiva y el paciente no se enfrenta a ningún peligro, estando vigilado constantemente por varios profesionales.

Recomendaciones para enfrentarse a una resonancia magnética

Lo primero que recomendamos es que se conozca bien el dispositivo en el que te vas a someter a la resonancia magnética: nuestras nuevas resonancias magnéticas de 3 teslas, ya disponibles en nuestra clínica, ofrecen importantes mejoras:

  • Por el lado del diagnóstico, aportan detalles específico que no se pueden ver en otras pruebas de radiología, dando lugar a resultados más precisos.
  • En cuanto al tiempo de las exploraciones, queda reducido al contar con un mayor diámetro de túnel que las resonancias convencionales, permitiendo de esta manera reducir la sensación de claustrofobia, además de reducir de forma significativa el ruido durante la realización de la prueba, lo que conlleva una mejora sustancial en el confort del paciente.
  • A esto debemos añadir una mejora sustancial en lo que respecta al ruido: nuestras nuevas resonancias cuentan con la tecnología Quiet, que permite que el estudio no tenga ese ruido molesto de otros dispositivos de este tipo.
  • ¿Sabías que ofrecemos un sistema multimedia de audio y video para que, dentro de la cabina, puedas ver vídeos, por ejemplo, de meditación?

Igualmente es importante, si te vas a someter a una prueba de resonancia magnética que practiques técnicas respiratorias de relajación y, durante la prueba, cierres los ojos. Nosotros te tutelaremos durante el proceso y estaremos ahí para tranquilizarte. Recuerda que la inmensa mayoría de pacientes se someten a la prueba sin problemas: no hay riesgo de ningún tipo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *