La resonancia magnética tres Teslas

¿En qué consiste la resonancia magnética tres Teslas?

Hasta hace poco tiempo, la resonancia magnética cerrada que contaba con mayor campo, era la de 1,5 teslas. El tesla, que recibió este nombre para hacer honor a Nikola Tesla, es una unidad de densidad de flujo, inducción y polarización magnética que comúnmente se representa con la letra mayúscula T, y que ya fue descubierta por N. Tesla en 1882, sin que pudiese imaginar a dónde llegarían sus hallazgos.

La resonancia magnética de 1,5 teslas fue evolucionando y aplicándose a nuevos fines, hasta que surgió un equipo que doblaba su potencia. Hablamos de la resonancia magnética 3 Teslas, que emplea una intensidad de campo de 3 teslas y que fue concebida para su uso específico en neurología.

En el caso específico del estudio del cerebro y la médula espinal, es donde la resonancia magnética de 3 teslas tiene una mayor utilidad, ya que es capaz de analizar mediante la observación, el funcionamiento del cerebro en tiempo real. Así, con esta tecnología, es posible detectar las zonas de activación neuronal en el mismo instante en el que estas se producen.

Además, permite dibujar un mapa de las áreas cerebrales que se activan al ejecutar ciertas acciones, como mover una mano, escuchar, hablar, ver, leer un texto, etc. Cuando un paciente realiza una tarea motora, las neuronas que están encargadas de dar esa orden consumen más oxígeno en la corteza cerebral comparado con el resto que no realizan ninguna actividad. De esta forma, con el mapa funcional del cerebro, un cirujano es capaz de respetar zonas que se encargan de mover alguna extremidad, por ejemplo. Esto disminuye la morbilidad durante una intervención quirúrgica.

Otra de las funciones que permite, es ver el trayecto de las principales vías de conexión nerviosa y estudiar su patología antes de que lo que esté alterado sea visible con otras técnicas más convencionales.

Por último, la resonancia magnética tres teslas, además de ser útil en el diagnóstico de tumores cerebrales, también puede emplearse en la realización de angiografías cerebrales, pues es capaz de detectar pequeños aneurismas cerebrales, estudiar las malformaciones vasculares y, en el caso de la epilepsia, detectar lesiones corticales de tamaño muy reducido.

La resonancia magnética tres teslas en el cáncer de mama.

Ya es posible el uso del equipamiento de tres teslas en resonancias de cualquier parte del cuerpo humano. Por ejemplo, en una rodilla gracias a este sistema, se puede determinar si existe una rotura de menisco. Con la de 1,5 teslas se afinaría el diagnóstico observando si existen lesiones pequeñas, y con la resonancia magnética tres teslas, se pueden detectar lesiones incipientes de cartílago. Gracias a esto, se entiende la procedencia de dolores que antes existían pero de los cuales no podía conocerse su procedencia.

Por otra parte, esta tecnología aporta ventajas muy importantes en el diagnóstico de otras enfermedades del sistema nervioso central, patologías cardiovasculares, cáncer de mama y pelvis. Gracias a la potencia de la resonancia magnética tres teslas, se pueden diagnosticar lesiones que no se apreciarían ni en la mamografía ni en la ecografía.

En resumen, la gran aportación de la resonancia magnética tres teslas es que aporta una mayor resolución anatómica y más rapidez en la captura de imágenes, lo que facilita nuevas exploraciones. Es especialmente útil porque permite ver lesiones de tamaño minúsculo y tiene la capacidad de estudiar procesos que ocurren en un período muy corto de tiempo. Con todo ello, es posible aclarar dudas que surgen con otro tipo de resonancias.

¿Qué beneficios tiene la resonancia multiparamétrica?

  • Mejores diagnósticos por parte de los radiólogos y especialistas.
  • Mejor detalle en las imágenes para un mejor análisis.
  • Permite nuevos estudios como tractografía, espectroscopia, perfusión cerebral y resonancia funcional.
  • Imágenes del sistema nervioso muy detalladas y precisas.
  • Mayor comodidad.
  • Duración más breve.
  • La máquina produce un ruido menor y el habitáculo es más cómodo.

Ventajas de la resonancia magnética tres Teslas

La resonancia magnética de tres teslas, es una resonancia totalmente digitalizada, con lo cual los pacientes presentan una mayor comodidad y seguridad. En primer lugar, el procedimiento dura muy poco tiempo y además no aporta claustrofobia, al contrario que en otros sistemas más convencionales. Por otra parte, la fiabilidad en cuanto a la calidad de la imagen es mucho mayor. En el caso del cáncer de mama, por ejemplo, una resonancia de tres teslas ayuda al especialista a salir de dudas en esos casos, en los que un primer análisis no permite un claro diagnóstico, y se requiere esta siguiente prueba.

Este último avance en resonancias magnéticas, permite al radiólogo distinguir ciertas lesiones de muy pequeño tamaño, que pueden pasar inadvertidas en otras pruebas anteriores. Otras enfermedades de no menor importancia, como la esclerosis múltiple, y otras patologías, se benefician en el diagnóstico y control evolutivo terapéutico prácticamente en un cien por ciento con respecto a anteriores tecnologías.

Otra de las aplicaciones de la resonancia magnética de tres teslas, es el seguimiento de los pacientes, ya que tras la resección de un tumor, es posible saber si hay que darle más radioterapia al enfermo y se puede detectar una recesión más rápidamente. Gracias a la última tecnología en resonancias magnéticas, unidas a los avances quirúrgicos y terapéuticos, hoy ofrecen como resultado un gran beneficio en el control de los tumores. Los nuevos equipos de alto campo son tan rápidos, que permiten caracterizar la lesión en estudios que pueden durar menos de seis minutos, para luego efectuar una terapia rápida en beneficio del paciente.

Una resonancia magnética que ha revolucionado el diagnóstico del cáncer de próstata

Uno de los últimos estudios publicados por la prestigiosa revisa The Lancet, afirmó recientemente que uno de cada cuatro hombres con riesgo de cáncer de próstata, podría evitar realizarse una biopsia si se realiza previamente una resonancia magnética.

La resonancia magnética tres teslas resulta también de gran ayuda para los casos de los tumores de próstata ya que la resonancia multiparamétrica, aporta una mayor información sobre la localización y el tamaño del cáncer, su densidad celular y su microvascularización. Con los datos derivados de este tipo de resonancia, se puede proceder a distinguir el tejido canceroso del tejido prostático normal.

Además, este sistema permite tomar la decisión sobre la zona de donde se han de tomar las biopsias, ya que el método tradicional con control ecográfico que se realiza a través del recto, resulta mucho más impreciso. La ecografía no visualiza los tumores, por lo que con la biopsia tradicional no se detectan una gran cantidad de tumores que pueden existir en la próstata, dando como resultado un retraso en el diagnóstico de un cáncer.

Por último, mediante el método tradicional de diagnóstico para el cáncer de próstata, con asiduidad se produce un incremento de riesgo en la detección de tumores inofensivos, que muchas veces se tratan de una manera agresiva, siendo absolutamente innecesario. Existe un 5% de sobrediagnósticos sobre tumores de próstata que pueden evitarse con una resonancia magnética previa.

Fuentes:

www.cancer.org

www.redaccionmedica.com

www.cancer.gov

http://www.immedicohospitalario.es/

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *