¿Son las vacunas del COVID-19 seguras? Sí, te explicamos por qué

Las vacunas del COVID-19 han llegado por fin a Granada y al resto de España y sabemos lo que muchos os estáis preguntando: ¿son realmente seguras? ¿debo vacunarme o corro algún tipo de riesgo? ¿Cómo ha sido posible que se hayan desarrollado en un espacio tan corto de tiempo? Vamos a intentar contestar a esas preguntas basadas en la información oficial; pero te adelantamos algo: sí, son seguras y representan la que quizá sea la mejor noticia del año en materia de salud.

Recordemos que si bien estas vacunas no son obligatorias, su aplicación conllevará el principio de la recuperación de una sociedad sumida en crisis por la pandemia y están, por supuesto, recomendadas por los organismos sanitarios nacionales.

¿Cuál ha sido la primera vacuna en llegar?

La vacuna de Pfizer ha sido la primera en ser aprobada por agencias reguladoras. Y lo ha sido porque, aunque se ha sometido a los mismos procesos de revisión y seguridad que cualquier vacuna, los ha superado todos con éxito.

Vigilancia en la fabricación y seguridad

Es importante subrayar esto: la vacuna se ha sometido a la misma evaluación que cualquier otra. «No puede quedar ninguna duda o suspicacia: se van a cumplir los mismos estándares con la Covid-19 que con cualquier otra vacuna de las que ya están en el calendario vacunal, y que nos han permitido eliminar enfermedades terribles como el sarampión o la rubeola», explica Agustín Portela, responsable de la evaluación clínica de vacunas humanas en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Secundarios (AEMPS).

Esto supone que todo el proceso de fabricación y ensayos de la vacuna ha sido evaluado por agentes externos, los cuales han dado el visto bueno y han autorizado que la vacuna vaya pasando de fases, hasta el punto de que se apruebe. Los resultados de ensayos son, de hecho, públicos para la comunidad científica.

Las vacunas, igualmente, han ido acompañadas por una serie de ensayos clínicos divididos en tres fases:

  • Fase I se evalúa la seguridad de la vacuna (efectos secundarios) y la inmunogenicidad (generación de anticuerpos e inmunidad celular) en decenas de personas.
  • En la fase II se evalúa de nuevo la seguridad y la inmunogenicidad, y se prueban varias dosis e inoculaciones, esta vez en cientos de personas.
  • En la fase III se evalúa eficacia de la vacuna, es decir, si la respuesta de anticuerpos o la inmunidad celular que activa es realmente capaz de evitar la infección o de evitar los síntomas más graves. 

¿Cómo se han desarrollado tan rápido?

Las vacunas se han desarrollado a gran velocidad por el esfuerzo ingente de toda la comunidad científica de paliar una enfermedad que ha puesto en jaque al planeta entero. Una inversión de miles de millones y un esfuerzo de toda la comunidad científica al unísono que, reconocen los implicados, «no tiene precedentes».

¿Tiene efectos adversos?

En ninguna de las 14 vacunas que ya hay en el calendario de vacunación español se han identificado reacciones adversas al cabo de meses. Así, opinan desde AEMPS (declaraciones recogidas por el periódico ABC), «Podemos esperar que sea improbable que las nuevas vacunas de COVID-19 tengan efectos adversos severos más allá de un mes después. A pesar de eso, los departamentos de farmacovigilancia de las agencias reguladoras lo estarán analizando. La EMA está coordinando un programa específico de reacciones adversas”.

¿Cuándo me podré vacunar?

Como decíamos al comienzo, las primeras vacunas ya han llegado a Granada; las primeras dosis, eso sí, irán destinadas a las residencias y a los sanitarios. Para la población en general, toca esperar unos meses.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *